El secretario general del PP de Córdoba y parlamentario andaluz, Adolfo Molina, ha considerado que los Presupuestos de la Junta de Andalucía para el ejercicio 2013 no apuestan por el empleo y son negativos para Córdoba, "ya que quedan en el aire importantes proyectos pendientes en la provincia, que eran compromisos y promesas incumplidas del gobierno de la Junta desde hace años".

Para Molina son unas cuentas "opacas, poco transparentes y poco creíbles, que no van a servir para salir de la crisis y de la difícil situación económica que viven las familias andaluzas y cordobesas". "Unas cuentas donde baja la inversión y se sitúa a la mitad que el presupuesto de hace cinco años", dice en un comunicado y, añade, "no recorta en ningún momento la grasa política sobrante en la administración andaluz y que tanto calorcito aportan a Griñán".

En su opinión, el Gobierno de la Junta "está acostumbrado a presentar unas cuentas que luego nunca ejecuta en su totalidad". En este sentido recuerda que del presupuesto del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) para la provincia de Córdoba en el ejercicio 2011 "solo se ejecutó el 18,03 por ciento. La Junta presupuestó 105,8 euros por cada cordobés en el SAE, y solo se gastó 19,1 euros por habitante en la provincia".

"Con lo cual, existen evidencias para creer que el Presupuesto de la Junta para 2013 no va a solucionar el desempleo en Córdoba sino que lo va a agravar, como ha venido sucediendo en los últimos años", afirma Molina. De hecho, prosigue el 'popular', "el Presupuesto baja más de un 15 por ciento la inversión en empleo y más de un 36 por ciento en turismo, uno de los sectores que están tirando de la economía andaluza y cordobesa en esta crisis y donde más empleo directo se puede generar". Además, destaca que la inversión en empleo de estas cuentas andaluzas "es inferior a la estatal, cuando las competencias son al 100% de la Junta de Andalucía".

En este sentido, Molina ha criticado que el Gobierno autonómico "vuelva a repetir los planes de empleo que ya planteó en ejercicios anteriores, que no ha ejecutado y que por tanto no han funcionado para luchar contra el paro en la provincia". LA JUNTA "NO DA LA CARA"

Asimismo, el secretario general del PP cordobés ha lamentado que "por segundo año consecutivo la Junta de Andalucía no se atreve a dar la cara con unas cuentas claras, transparentes y provincializadas". "Resulta curioso que sea una Consejera de Izquierda Unida quien venga a Córdoba a presentar unas cuentas oscuras y que no reflejan el compromiso inversor de este gobierno bicéfalo con la provincia", dice Molina, "cuando fue precisamente su propio coordinador general de IU-CA y ahora vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, quien tildó de tramposo y opaco el presupuesto andaluz del ejercicio 2012 e incluso llegó a presentar una enmienda a la totalidad a esas cuentas".

Y es que, a su juicio, "con esto queda demostrado que los Presupuestos de la Junta de Andalucía son víctimas del desacuerdo y del radicalismo, y reflejan la inestabilidad de un gobierno con dos cabezas que navega a la deriva sin conocer un rumbo claro, y que está causando estragos en los andaluces y los cordobeses".

"Andalucía y Córdoba necesitan un gobierno estable, que sea capaz de presentar unos presupuestos claros, creíbles, ejecutables y que den estabilidad". "Queremos un gobierno que piense en los cordobeses y en las necesidades de nuestra provincia, y no en mantener un pacto de sillones y tener contentos a sus socios", concluye Molina.