La plantilla de trabajadores de la empresa municipal de cementerios (Cecosam) llevaron a acabo ayer un paro parcial de cuatro horas (de 9 a 13) en defensa del servicio público que presta esta sociedad, así como contra los recortes salariales y despidos que, según este colectivo, pretende ejecutar el Ayuntamiento de Córdoba.

Además de los recortes impuestos por el Gobierno central, la plantilla señala que el gobierno municipal pretende otra rebaja salarial en esta empresa, el despido de trabajadores y la privatización de Cecosam, "lo que supone convertir un servicio público de calidad en un negocio privado".

De los 52 empleados que componen la plantilla, 10 de ellos cumplieron los servicios mínimos en todas las categorías de la empresa, pero se sumaron a sus compañeros en el paro parcial en el tiempo del desayuno. Los convocantes dijeron que el seguimiento de la huelga fue del 100%, aunque el sindicato CSIF no la secundó.

Durante este huelga parcial no se produjeron incidentes, y los trabajadores concentrados en el cementerio de San Rafael informaron a los ciudadanos de sus reivindicaciones. Para mañana, los trabajadores han convocado huelga en los cementerios municipales

Para hoy está prevista una reunión convocada por el presidente de Cecosam y primer teniente de alcalde, Rafael Navas, y los trabajadores, en donde les informará de la situación de la empresa y de las fórmulas para hacerla viable.