La delegada del Gobierno andaluz en Córdoba, Isabel Ambrosio, ha querido salir al paso de aquellos, "como el Ayuntamiento" de la capital cordobesa, que se están dedicando, "de forma intencionada o por desconocimiento, a desvirtuar la propuesta de ampliación, reforma y modernización del actual Palacio de Congresos", pues ello "no tiene que suponer pegarle el cerrojazo a una realidad, que es un referente cultural en Andalucía y que está perfectamente asentada en Córdoba, como es la Filmoteca de Andalucía".

En este sentido, Ambrosio, ha recordado que, "desde que la Junta de Andalucía aceptó de buen grado estudiar la propuesta de la Confederación de Empresarios de Córdoba para ampliar, reformar y modernizar" la instalación congresual de la calle Torrijos, "hay quien se ha dedicado, en primer lugar el Ayuntamiento y luego otros, a ponerle adornos o añadidos, que no estaban en la propuesta, en relación con la Filmoteca". Así, Ambrosio ha subrayado que la citada propuesta "es una solución transitoria, muy puntual en el tiempo, con una inversión relativamente pequeña y cuya intención es poner la instalación al servicio del sector, en espera de que los tiempos, desde el punto de vista de la economía, acompañen y permitan rescatar un proyecto que cuenta con el consenso y el aval de todas las instituciones, de todos los sectores económicos y de la sociedad cordobesa, como es el centro de congresos de Miraflores".