--¿Qué valoración hace de esta edición de Intercaza?

--Ha dado un salto de calidad importante con las instalaciones y con la diversidad de oferta que hay. Se ha mezclado caza con turismo y desarrollo rural. Hay que seguir trabajando y profundizar en materia de caza. Desde la federación queremos convencer al sector de que es el momento para ser más técnicos, más científicos. La feria, con el nombre que tiene a nivel nacional, podría ser un foro muy interesante de divulgación y promoción. Es el momento de hablar de caza desde el punto de vista científico.

--¿Qué previsión hace ante el inminente inicio de la temporada de caza mayor y menor?

--En algunas zonas la lluvia ha hecho un destrozo enorme, como en Málaga. La previsión sigue en la tónica del año pasado. El conejo continúa expandiéndose. La liebre se ha recuperado este año, aunque la perdiz tiene un problema gravísimo. Agricultura y perdiz es un binomio incompatible. Para la caza mayor, las lluvias han llegado tarde. Las reses no están con la energía de otros años porque ha habido falta de alimento.

--¿Sigue incidiendo la crisis en la reducción de contratación de puestos?

--Se está notando de manera importante. Córdoba lo está sintiendo mucho. Estoy hablando con presidentes de sociedades; algunos están vendiendo pero otros están teniendo grandes dificultades. Este es el gran obstáculo de este año, que se ha agudizado la crisis. Se observa una reestructuración del sector. Hasta hace cinco o seis años, cualquiera compraba un paquete de cinco o seis cacerías. Ahora se queda en una o en dos. Quizás también hay una oferta desorbitada, aunque creo que el sector lo va a superar. Este año será una gran prueba.

--¿Qué efectos tendrá la nueva normativa que afecta a la recogida de subproductos de animales?

--Es el gran problema. Por la situación económica no llega en el mejor momento. Sabemos que es necesaria la norma, pero es tremendamente inoportuna porque obliga a un desembolso económico para la manipulación y transporte de subproductos. Por eso pedimos a la Junta que haya un periodo de transición porque ha llegado tarde y cambia mucho la situación.