El presidente del PP de Córdoba y candidato a la reelección, José Antonio Nieto, denunció ayer que la Junta tiene una deuda vencida con el Ayuntamiento de Córdoba y con la Diputación de 18,2 millones de euros en políticas sociales, lo que está provocando "grandes dificultades" para continuar con los programas previstos. Tras reunirse con la comisión de trabajo de política social del PP de Córdoba para abordar proyectos pendientes, Nieto afirmó que este mes será el penúltimo o el último que podrán adelantar fondos municipales, por lo que urgió a la Junta a abonar el dinero que debe a los municipios y a la Diputación. Asimismo, advirtió de la situación "límite" en la que se encuentran oenegés y empresas que ponen en marcha estos programas al encontrarse en suspensión de pagos o inmersas en expedientes de regulación de empleo "ante la actitud irresponsable de la Junta". Solo en la ciudad de Córdoba, unos 70 puestos de trabajo se pueden perder.

Nieto culpó al Gobierno de Griñán de aplicar recortes en políticas sociales, mientras que lamentó el "mucho gasto superfluo" de la Junta. "No es ético lo que se está haciendo. Que nos digan cuál es la política prioritaria de la Junta y cuándo se harán los pagos", añadió Nieto. Asimismo, instó a la Administración andaluza a que deje de culpar de esta situación a Rajoy, la Unión Europea o Angela Merkel. "Ni los ayuntamientos ni las diputaciones ni ninguna entidad podemos seguir tapando las vergüenzas a la Junta de Andalucía", afirmó el presidente del PP, que además consideró que este bloqueo de fondos es consecuencia de "30 años de mala gestión en política social". La deuda de la Junta al Ayuntamiento afecta a convenios como los de tratamiento familiar, ayudas económicas familiares, plazas de residencia de mayores, dependencia o apoyo a la integración. En el caso de la Diputación, están pendientes fondos para el convenio de menores, el programa contra las drogas o la aplicación de la dependencia.