Ayer comenzó la andadura oficial de Cabalcor en su décima edición y lo hizo desde primeras horas de la mañana con el inicio de las pruebas del concurso morfológico, que hubo de adelantar su horario ante el alto número de ejemplares que participan y que lo clasifica de primera categoría.

Y si durante las horas de sol las Caballerizas Reales acogieron un numeroso público, el nuevo espectáculo ecuestre Guardia Real fue el causante de que el patio principal de las Caballerizas cordobesas estuviera repleto, junto a los nuevos números de los jinetes de Córdoba Ecuestre, que han contado con un mayor número de caballos, de jinetes, de bailaores y con música en directo, compuesta expresamente para este décimo aniversario.

El espectáculo se inició con una exhibición de enganches de tradición, continuando con el desfile de la banda de timbales y cornetas del escuadrón de Escolta Real acompañado por batidores que causaron una gran impresión al público.

Seguidamente, y en la misma pista, ante el escuadrón formado, el coronel de la Escolta Real, Ramón Alvarez de Toledo, recibió una placa de agradecimiento por parte del presidente de Córdoba Ecuestre, Rafael Blanco, y a continuación una reproducción de la infografía dedicada a dicho escuadrón que Diario CORDOBA publicó en su edición de ayer a doble página. La infografía, que anteriormente había elogiado el coronel, le fue entregada a éste por el director de este diario, Francisco Luis Córdoba.

También se adhirió al reconocimiento El Corte Inglés, reconocimiento en forma de cordobán que el director de relaciones externas de los grandes almacenes, Daniel García Ibarrola, obsequió al jefe del escuadrón. El escuadrón respondió con la interpretación del villancico Campanilleros de saetas , que no se tocaba desde 1926 y que lo han interpretado por primera vez en Córdoba.

Hoy continúa el morfológico, el espectáculo ecuestre conjunto, un desfile de moda flamenca y trajes de noche y la exposición internacional de arte y artesanía. En el patio principal se puede visitar la exposición de Ramón Azañon, infógrafo de Diario CORDOBA y fotógrafo, ganador del premio nacional Mezquita, dedicado al espectáculo ecuestre y que ha sabido captar el dinamismo y la plástica de jinetes, bailaoras y caballos en atractivas instantáneas.