El parlamentario del PP y alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, llevó ayer al Parlamento de Andalucía la deuda que mantiene el Gobierno regional con el Ayuntamiento de Córdoba y que, según dijo, asciende a 20 millones de euros. Fue durante una respuesta del vicepresidente y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, a una pregunta del PP relativa a las relaciones entre entidades locales y el Gobierno andaluz. A este respecto, Valderas defendió que el Gobierno andaluz mantiene una "total y clara lealtad institucional" con todos los ayuntamientos, sean del color político que sean. Una lealtad que, según ha apuntado, "es mucho mayor que la que el Gobierno central demuestra a la comunidad autónoma andaluza".

Explicó que ha iniciado una ronda de encuentros con los alcaldes de las ocho capitales andaluzas, con los que se persigue establecer una colaboración institucional estrecha, y advirtió de que dicha colaboración tiene que ser "de ida y de vuelta, y por parte del PP hay poca", dijo.

Por su parte, José Antonio Nieto criticó que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, no se haya reunido con él ni con otros alcaldes que hace más de un año le solicitaron una reunión. "Ni Griñán me ha contestado, ni ningún consejero ha visitado el Ayuntamiento de Córdoba, ni ha habido ninguna interlocución con nadie de la Junta", apuntó Nieto.