El presidente de la Junta de Andalucía y secretario general del PSOE andaluz, José Antonio Griñán, ha expresado este martes su respaldo a la gestión desarrollada, al frente del PSOE de Córdoba, por su actual secretario general y candidato a la reelección, Juan Pablo Durán, a la vez que ha abogado por la ausencia de disputas internas en el partido en dicha provincia.

En declaraciones a los periodistas, Griñán, quien se ha reunido este martes en Córdoba con cargos públicos y orgánicos de su partido en esa provincia, según ha explicado, ante el hecho de que haya dos candidatos para dirigir el PSOE en Córdoba, Durán y el exdelegado de Cultura de la Junta en esa provincia, Joaquín Dobladez, que los socialistas, "ahora mismo", lo que tienen que hacer es ocuparse "de los problemas más importantes que tiene este país", pues "nadie entendería que hubiera gente preocupada con otros problemas personales o políticos, de partido, porque eso a la gente no le interesa".

De hecho, según ha subrayado, Griñán ha acudido este martes a la citada reunión con responsables de su partido en Córdoba, precisamente, para que "no haya disputas" en el PSOE cordobés, aunque también ha dejado claro que la posibilidad de que haya más de una candidatura para liderar el PSOE en la provincia no le preocupa "en absoluto, porque eso es la democracia", ya que "la democracia en un partido consiste en que todo aquel que tenga aspiraciones para gobernarlo, pues se presente", y "no hay ningún problema" con ello.

Junto a esto, el líder de los socialistas andaluces ha destacado que no se va "a pronunciar sobre el futuro", es decir, sobre si tiene predilección por Durán o por Dobladez, pero sí que ha recordado que ya se había pronunciado "sobre el pasado más reciente y sobre todo lo que ha ocurrido en estos últimos tiempos", habiendo afirmado "que la labor del secretario general actual, Juan Pablo Durán, es encomiable".