El estado dominante en el viñedo es de floración. En las parcelas más adelantadas se observa cuajado o caída de capuchones. Continúa el despampanado.