El alcalde de Córdoba voló ayer por la tarde a París, donde permanecerá hasta el lunes, con dos objetivos fundamentales: recabar apoyos para la designación de los patios como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco y "vender la marca Córdoba" a los potenciales turistas francesas, un mercado que ha experimentado un crecimiento notable en los últimos meses.

José Antonio Nieto aprovechará el desarrollo estos días del Festival Internacional de la Diversidad Cultural por el Diálogo y el Desarrollo para desarrollar sendas actividades de promoción de la ciudad. La visita culminará el lunes con un encuentro con representantes de la Unesco, en la que el regidor cordobés se interesará por la situación del expediente de los patios cordobeses. La persona que dirigirá a Nieto por el organismo de las Naciones Unidas será Servando de la Torre, delgado de la embajada española ante la Unesco.

La agenda de Nieto para hoy prevé un encuentro con el alcalde del distrito 1 de París, Jean-François Legaret, y un encuentro con agentes del sector agroalimentario en el que estarán acompañados de Ignacio Vasallo, director de la Oficina española de turismo en París, y de Antonio Gómez-Crespo, consejero comercial de la Embajada de España. El alcalde también visitará hoy el expositor de Córdoba en el festival. Bajo el eslogan Córdoba inspira , el Patronato de Turismo de la Diputación y el Consorcio de Turismo del Ayuntamiento, en colaboración con BBK Bank Cajasur, han llevado a París a lo largo de toda la semana un programa de actividades para promocionar esta candidatura y alcanzar el objetivo de atraer visitantes a Córdoba capital y provincia. El stand que muestra la ciudad califal tiene cien metros cuadrados y recrea una casa patio. Tiene también una sala para la proyección de la película Córdoba, vida y genio y de un spot de dibujos animados sobre los patios. La expedición costará unos 70.000 euros.