La junta directiva de la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO) aprobó ayer la propuesta de su presidente, Luis Carreto, para renovar los órganos de gobierno de la organización empresarial tras su reelección en marzo pasado. Para esta etapa, Carreto ha vuelto a mantener al núcleo duro de su comité, en el que renueva a cinco de los diecisiete componentes (ver listado en esta misma página), introduciendo algunos cambios significativos, como también en algunas de las comisiones de trabajo y representaciones institucionales de CECO.

El comité vuelve a incluir a las principales organizaciones empresariales cordobesas, aunque deja fuera de nuevo al comercio, que fue expulsado tras la dura polémica que se entabló entre el presidente de CECO y el de Comercio Córdoba, Rafael Bados, tras las elecciones de la Cámara de Comercio en el año 2010. La salida de Bados fue votada por el comité, a propuesta de Carreto, y las tensiones no deben haberse resuelto cuando el sector sigue quedando fuera.

Sí se mantienen las tres vicepresidencias, para Jesús Díaz Laso, del sector del metal; Ignacio Fernández de Mesa, de Asaja y presidente de la Cámara, y Vicente Serrano, de los organizadores de congresos. La novedad estriba en que se crea una nueva vicepresidencia, que es un reconocimiento hacia la empresaria egabrense M Dolores Gutiérrez, que asume el cargo tras muchos años en el comité. Novedad es también la entrada de un representante de los constructores, Pedro Giménez Fuentes-Guerra, al igual que de las almazaras, aceituna de mesa, jóvenes empresarios y mujeres empresarias.

Eso, en cuanto al comité. Pero hay otros cambios, muchos en el sector turístico. El más importante (ver pág. 11) es el que implica el nombramiento de Antonio Palacios como presidente del Consorcio, pero también hay nombramientos para el consejo rector del Patronato Provincial de Turismo (Antonio Palacios y Antonio Díaz Córdoba). Y, como Palacios deja la presidencia de la Comisión de Turismo de CECO, pasa a Rafael Carrillo Rodríguez. Además, Vicente Serrano deja a petición propia la presidencia de la Comisión de Cultura, que asume M José Peña. Y Carreto, siguiendo ese deseo expresado de ir "dejando cosas" --salvo CECO--, sale del Consejo Social de la Universidad, vacante que será cubierta por Antonio Díaz.