Profesionales del hospital universitario Reina Sofía de Córdoba han llevado a cabo el segundo trasplante hepático empleando la técnica conocida como split in situ , después de que este mismo centro fuera pionero en Andalucía en la realización de este tipo de intervención a finales del pasado año. El bebé, de 5 meses cuando recibió el segmento hepático, pesaba solo 6 kilos.

El procedimiento split consiste en dividir en dos partes el órgano procedente de un donante adulto cadáver para que se puedan beneficiar dos pacientes, uno adulto y otro infantil, según informa el complejo hospitalario. El concepto in situ indica que la bipartición se realiza cuando el órgano se encuentra aún en el donante.

El bebé trasplantado padecía una grave enfermedad congénita denominada atresia de vías biliares (que se caracteriza por la ausencia de vía biliares extrahepáticas) para la que la única solución pasa por el trasplante de hígado. Antes de la intervención su situación era de extrema gravedad y, tras recibir el órgano, ha evolucionado de forma satisfactoria y ya se encuentra en casa después de recibir el alta médica.

Por otra parte, también se pudo beneficiar de este gesto solidario un paciente adulto en el hospital Virgen de las Nieves de Granada, que sufría una cirrosis hepática terminal. Su calidad de vida ha mejorado de forma llamativa y recibió el alta dos semanas después del trasplante.

Entre la extracción (en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla) y la finalización de los implantes transcurrieron unas 12 horas. Efectuar intervenciones de este tipo exige la puesta en marcha de una logística y coordinación impecables para que todo se pueda desarrollar con éxito. La implicación y el esfuerzo de un amplio número de profesionales de tres hospitales andaluces diferentes y la generosidad del donante han permitido, una vez más, salvar vidas.

Esta técnica exige una alta capacitación y amplio manejo por parte de los profesionales, que deben extraer con mucha precisión el segmento correspondiente de hígado, la arteria, la vía biliar y la vena para el posterior implante. Los trasplantes hepáticos infantiles de Andalucía se realizan en el complejo sanitario cordobés, que es el centro de referencia a nivel regional.