Dos años de cárcel, multa de 60.000 euros y demolición, esa es la petición del fiscal para un hombre que levantó una casa sin licencia en Camino del Cubetero. Según las conclusiones provisionales, en el 2007, sin solicitar licencia ni autorización, llevó a cabo la construcción de una casa destinada a vivienda de dos plantas de 140 metros cuadrados. El suelo está considerado como no urbanizable.

De otro lado, también el ministerio público solicita pena de un año de prisión, multa de 3.360 euros y demolición para cada uno de los dos acusados de edificar una casa de unos 60 metros cuadrados en la parcelación Rosal del Rubio sin contar con licencia y en suelo catalogado como no urbanizable y, por tanto, no autorizable. Ambos casos son considerados un delito contra la ordenación del territorio.