Los vocales de Medio Ambiente de la asociación vecinal Nueva Ciudad Jardín, Carmen Muñoz y Desiderio Dorado, han pactado con Sadeco y la Policía Local las primeras medidas de una campaña de sensibilización del vecindario y de limpieza de todo el barrio, después de haber detectado en numerosos puntos un aumento de los problemas de higiene pública por la acumulación de basuras y residuos, particularmente excrementos caninos, según informó ayer a la directiva de la AV la vocal Carmen Muñoz.

Respecto a las medidas policiales, los responsables de la asociación vecinal mantuvieron el lunes una entrevista con mandos de la Policía Local en la que acordaron, en primer lugar, iniciar una campaña de sensibilización de los dueños de perros con la colocación de carteles informativos, medida que irá paralela a actuaciones de los agentes de vigilancia y de imposición de sanciones a los infractores. Junto a estas actuaciones, los vecinos se comprometen a colaborar y a informar a la Policía Local de los lugares más problemáticos.

La campaña de la AV, además de la Policía Local, cuenta con Sadeco, empresa municipal con la que también se pactaron medidas durante un largo paseo de los representantes de los vecinos junto a responsables de la empresa municipal, con el jefe técnico, Jesús Diz, al frente.

Dada la limitación de recursos existentes en Sadeco, las actuaciones se realizarán con medios propios y sin inversiones extraordinarias, pero buscando la mayor eficacia posible y aprovechando la información que aporta la asociación vecinal. De hecho, Muñoz y Dorado entregaron un amplio dossier fotográfico a los responsables de Sadeco, además de comprometerse a colaborar con la empresa.

En un primer momento, los vecinos observarán si se aplican y qué eficacia tienen las medidas pactadas, informó Muñoz, que sin embargo, y nada más concluir la entrevista con la Policía, mostraba su satisfacción por los acuerdos alcanzado y la sensibilidad que había encontrado en los responsables de ambos servicios municipales. Eso sí, la AV, en caso de observar que las medidas no son suficientes y la situación empeora en el barrio, no descarta pedir acciones más contundentes a los propios responsables del gobierno local.