El Ministerio de Economía, del que es titular Luis de Guindos, ha mantenido el mismo criterio que su antecesora, Elena Salgado, respecto de la sanción del Banco de España a los exgestores de Cajasur. Ayer recibieron las primeras respuestas del Ministerio algunos exconsejeros institucionales y exdirectores generales, siendo negativas. Sin embargo, no habían llegado a todos los afectados, pues fuentes del Cabildo señalaron que no habían recibido notificación. Los exconsejeros expedientados recibieron una comunicación de Economía en la que se desestima su recurso de reposición y se mantiene la sanción firmada por el propio Ministerio en noviembre pasado a propuesta del Banco de España. Se confirman así las multas por un total de 2,4 millones de euros a 2 expresidentes, 33 exconsejeros y 3 exdirectores generales de la entidad por negligencia en el control del riesgo e incumplimiento del coeficiente legal de solvencia.

Las sanciones varían, y mucho, según el periodo de mandato, el cargo y las decisiones adoptadas por los expedientados, y son especialmente duras con los consejeros que votaron en contra de la fusión con Unicaja: 6 representantes del Cabildo Catedral, 4 de los impositores y 1 del personal. El último presidente de Cajasur como caja de ahorros, Santiago Gómez Sierra, es, además, inhabilitado por un año.

Todo indica que la resolución desestimatoria alcanza a los 38 exgestores, si bien no todos la habían recibido. Fuentes de un grupo de consejeros anunciaron que seguirán adelante en los tribunales, presentando un recurso contencioso administrativo contra estas sanciones. Los afectados no tenían grandes esperanzas en el recurso de reposición, dado que se hace ante la misma instancia que ha dictado la resolución sancionadora. Sin embargo, cabía la posibilidad de que el nuevo gobierno del PP tuviera un criterio distinto al del anterior del PSOE, por lo que todos recurrieron. Algunos esperaban que la respuesta fuese silencio administrativo y no una resolución expresa desestimatoria.