Las jornadas El régimen tributario de las empresas y los empresarios reunieron ayer a alrededor de un centenar de participantes en la sede de Caja Rural de Córdoba. En esta iniciativa, los emprendedores analizaron los posibles cambios futuros en la fiscalidad y el presidente de Grupo Cooperativo Ibérico, José Luis García, apuntó en referencia a la coyuntura económica que "miramos con esperanza el futuro, deseando que este Gobierno acierte con las medidas que está tomando".

El coordinador de esta actividad, el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía Heriberto Asencio Cantisán, explicó que "estamos en un momento importante desde el punto de vista de los cambios en materia tributaria", y aclaró que "los principales cambios van dirigidos esencialmente a un mayor número de beneficios fiscales y también se está pendiente de futuras reformas". Para abordar estas materias, las jornadas contaron con la participación de Pilar Fernández, la jefa del Equipo Nacional de Inspección de la Agencia Tributaria, y Pilar López, coordinadora territorial de Córdoba de la Agencia Tributaria de Andalucía.

En esta iniciativa José Luis García, que es también presidente de Caja Rural del Sur, destacó que Grupo Ibérico ha finalizado el año 2011 "bien" y aunque todavía no cuentan con los resultados oficiales, "estamos dentro de las previsiones. No sabemos si afectarán algo a los resultados las disposiciones nuevas del Gobierno". Además, García apuntó sobre las decisiones del PP que "a mí no me hace gracia pagar más impuestos, pero si eso coadyuva a que la situación mejore, desde luego lo prefiero a que nos digan que estamos muy bien y después nos encontremos que la situación es mala".

Las jornadas fueron inauguradas por Manuel Enríquez, vicepresidente para Andalucía de Grupo Ibérico y presidente de la Caja Rural de Córdoba, el propio García y el alcalde de la ciudad, José Antonio Nieto, que destacó que "lo que queremos es asesorarnos con los expertos para mejorar en la rapidez de los procesos administrativos". El acto fue clausurado por el presidente de la Confederación de Empresarios, Luis Carreto.