El presidente de la comisión de Medio Ambiente de la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO), Jesús Díaz Laso, advirtió ayer de las consecuencias que están teniendo en las empresas el marco normativo de la Junta de Andalucía en materia ambiental y la pérdida de competitividad que están sufriendo respecto a las sociedades localizadas en otras autonomías. Antes de reunirse con el delegado provincial de Medio Ambiente, José Ignacio Expósito, Díaz Laso indicó que la mayor preocupación del tejido empresarial es que no se aplica la misma normativa en Andalucía que en el resto de España, ya que considera que en la comunidad es "más restrictiva" y "nos hace perder competitividad".

Díaz Laso, que es director general de Cunext, estima que las empresas andaluzas "estamos en desigualdad de condiciones con el resto de España y del extranjero". Así, explicó que se les exigen unas inversiones "muy fuertes" e "innecesarias" en materia ambiental.

Respecto a la industria del cobre, el responsable de la comisión de CECO dijo que "no es, en sí misma, contaminante, sino que en nuestro caso tenemos inversiones muy fuertes en el tema de emisiones, por lo que estamos totalmente adaptados a la legislación europea". Sin embargo, Díaz Laso indicó que el mayor problema es para la pequeña y mediana empresa, "que tiene grandes dificultades económicas y la imposibilidad de obtener créditos, por lo que pueden pasar por situaciones complicadas para poder cumplir la normativa". Por eso, confía en que la relación con las instituciones "se optimice" para superar las dificultades existentes.