La Asociación de Trabajadores Autónomos de Andalucía (ATA) ha mostrado su apoyo al acuerdo adoptado por los taxistas cordobeses, porque considera que este colectivo es "el verdadero conocedor y sufridor de la difícil situación que están padeciendo" y que busca "un mayor reparto del trabajo existente, una mayor rentabilidad para el autónomo y con ello, el consiguiente mantenimiento de los asalariados del taxi", en palabras de Rafael Amor, vicepresidente de ATA, que asegura que la medida no supondrá "recortes en los servicios".

Por su parte, la Federación de Transportes de UGT criticó la medida por considerar que supone un "claro perjuicio para los intereses de los ciudadanos usuarios del taxi".