La finca La Reina, situada en la margen izquierda del Guadalquivir, cerca del polígono de la Torrecilla ha sufrido en dos días dos asaltos. En el primero de ellos, ocurrido en la noche del domingo, los ladrones consiguieron llevarse unos 500 metros de cable de cobre de la instalación de un pivot de riego, según ha informado a este periódico el administrador de la empresa, José María Cabrera.

Cabrera señala que en la noche del lunes al martes se sufrió un segundo intento pero que los ladrones, presuntamente de nacionalidad rumana, fueron sorprendidos por un empleado de la finca que dio la voz de alerta. Aunque se personaron en el lugar agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil, los autores lograron huir dejando atrás la mercancía, de nuevo cable de cobre de la instalación de riego.

El responsable de la finca señalaba a este periódico que en los últimos años han sido siete los robos similares sufridos "lo que nos hace pensar si merece la pena seguir invirtiendo en este tipo de actividad de riego que es más costosa y genera más mano de obra, o pasarnos al secano para evitar estos atropellos". Cabrera reclama más medidas de protección para el medio rural porque asegura sentir mucha "impotencia" ante lo sucedido.

Por su parte, Asaja reclama un endurecimiento del código penal para estos delitos.