Siguiendo el calendario de movilizaciones acordado a nivel nacional por las organizaciones agrarias (Asaja, COAG y UPA) y la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca), los agricultores se manifestarán el próximo 1 de abril en Córdoba en defensa del sector oleícola y por la activación del almacenamiento privado del aceite de oliva.

En rueda de prensa, el presidente de Faeca Córdoba, Salvador de Prado, ha explicado que se trata de la segunda movilización conjunta del sector, como resultado de las negociaciones en Madrid de organizaciones agrarias y cooperativas para llevar a cabo un plan de actuaciones común. Dicho plan, que se inició el pasado 18 de marzo en Jaén, incluye manifestaciones en Córdoba (1 de abril), Toledo (15 de abril) y Mérida (29 de abril), sin descartar otras convocatorias que se puedan consensuar.

"Tras el éxito de la primera de las manifestaciones", a la que asistieron más de 10.000 personas, Faeca insta, una vez más, a la movilización de todos los cooperativistas y oleicultores.

El objetivo principal que persiguen estos actos reivindicativos es denunciar la dramática situación por la que atraviesa el sector del aceite de oliva, que sufre una caída de renta por quinto año consecutivo y registra los precios más bajos de la última década.

Medio millón de afectados

Una coyuntura que afecta a 500.000 olivicultores españoles y a un sector, el del aceite de oliva, que genera anualmente 25 millones de jornales, dependiendo económicamente de él muchas zonas rurales del país, principalmente de Andalucía, donde se concentra más del 80 por ciento de la producción.

Por su parte, el secretario general de Asaja Córdoba, Rafael Navas, ha señalado que las demandas urgentes del sector agrícola y ganadero son la activación del almacenamiento privado de aceite, como medida a corto plazo, para reactivar los precios.

Asimismo, piden "una respuesta real a las distorsiones de la cadena alimentaria imponiendo límites a los márgenes abusivos en los precios, flexibilizar las normas de la competencia, que haya mayor transparencia en la cadena comercial y la introducción de contratos homologados".

Igualmente, el secretario general de COAG Córdoba, Francisco Garrido, ha destacado la necesidad de que se realice una adaptación de la fiscalidad agraria a la situación actual de ingresos y costes de los agricultores y ganaderos, así como una rebaja de las tarifas eléctricas y el mantenimiento del principio de preferencia comunitaria. La idea es que se exijan los mismos requisitos sanitarios, medioambientales y sociales a las producciones que se importan.

La manifestación comenzará el próximo día 1 de abril en la Subdelegación del Gobierno, en Córdoba, y recorrerá la avenida de Vallellano y el Paseo de la Victoria hasta concluir en el bulevar Gran Capitán. El secretario general de UPA Córdoba, Miguel Cobos, ha dicho que se espera la asistencia de 150 autobuses y unas 10.000 personas, por lo que asegura que será "un gran acto de protesta".