Padres de alumnos del colegio Cervantes se concentraron ayer ante la Delegación de Educación para reclamar el concierto de las plazas de Educación Infantil de dicho centro, de manera que los niños que inicien su escolarización con tres años tengan garantizado el puesto cuando inicien sus estudios en Primaria. Según José Manuel Perales, portavoz de los padres, "es una injusticia que nuestros hijos, que llevan tres años en este colegio, no tengan reservada la plaza y puedan verse obligados a cambiar de centros, algo que además se contradice con el anuncio de escolarización única".

Perales explicó que "de esta forma, no se garantiza el derecho a libre elección de centro ni el deseo de los padres que quieran dar una educación religiosa a sus hijos, ya que hay zonas que no cuentan con ningún colegio concertado, otras como la Fuensanta donde solo hay dos para todo el mundo y luego está la zona centro donde se puede elegir entre trece colegios concertados". Los padres concentrados ayer pidieron a la administración "que piense que si hay plazas libres en algunos colegios públicos mientras en otros hay avalancha de solicitudes, por algo será", y que "todo el mundo debe tener el mismo derecho a elegir la educación que quiere para sus hijos".