El sindicato de enfermería Satse presentó ayer ante el juzgado contencioso-administrativo de Córdoba una denuncia para que se deje en suspenso el nombramiento "ilegal", según este colectivo, de los 39 jefes de unidades de gestión clínica del hospital Reina Sofía. El secretario provincial de Satse, Manuel Cascos, criticó que el director-gerente del Reina Sofía, José Manuel Aranda, haya designado a estos 39 directores sin convocatoria ni nombramiento oficial, con el "agravante", añadió, "de que 7 de estos cargos, según ha reconocido el máximo responsable del hospital, se ofrecieron para los puestos voluntariamente". Cascos apuntó que "la gerencia del Reina Sofía está creando una estructura directiva paralela ilegal. La situación es tan grave que debería presentar su dimisión inmediata". Explicó que los directores de estas unidades de gestión clínicas del hospital están asumiendo responsabilidades que la legislación no les reconoce en aspectos como prestaciones sanitarias, gestión laboral, control de ingresos y camas. Por otro lado, el secretario provincial de Satse, recordó que recientemente el TSJA ha dictaminado que Salud no puede hacer uso del sistema de libre designación para nombrar a los directores de las unidades de gestión clínica. Concretamente la sentencia se refería a la de atención primaria de Poniente.

Por su parte, la dirección--gerencia del Reina Sofía declinó opinar sobre la denuncia, al encontrarse en vía judicial.