CINCO ACUSADOS de un delito contra la salud pública se enfrentan a penas que suman 31 años de cárcel por vender drogas en un domicilio de la calle Acera del Río, según la calificación del fiscal. En el registro efectuado en la vivienda se encontraron 35 gramos de cocaína y 16.000 euros en metálico.