El Ministerio Fiscal solicita 30 años de cárcel para un hombre que agredió sexualmente a las dos hijas de su mujer, de siete y diez años, en repetidas ocasiones y a las que amenazó diciéndoles que si contaban a alguien los abusos las mataría a ellas y a su madre.

J.V.L.T., de 35 años, se enfrenta a una pena de treinta años de cárcel por dos delitos continuados de agresión sexual a las dos menores, fruto de una relación anterior de la mujer, según el escrito de calificación del fiscal, al que ha tenido acceso Efe.

El acusado conoció a la madre de las dos menores, que en la actualidad tienen quince y dieciocho años, en el año 2000 y, al año siguiente se fueron a vivir juntos a Benidorm (Alicante) con la hija más pequeña, mientras que la mayor permaneció en compañía de sus abuelos maternos en Posadas (Córdoba).

En 2003, el matrimonio se fue a vivir a Posadas con las dos hijas de la mujer y fue en ese momento, según el escrito del fiscal, cuando comenzaron los abusos.

Así, el hombre se dedicó a "satisfacer sus insaciables impulsos sexuales a costa de las menores, a las que hizo objeto permanente de su lascivia, para lo cual aprovechaba las múltiples ocasiones en que la mujer tenía que ausentarse de la vivienda familiar para realizar a las niñas todo tipo de tocamientos", recoge el fiscal.

El acusado "instruyó" a las menores sobre el modo en que se desarrollaban las relaciones y les indicaba que si accedían a satisfacerlo sexualmente las obsequiaría y trataría amigablemente.

Sin embargo, si las niñas contaban algo, el hombre las amenazaba con matarlas a ellas y a su madre, lo que les producía un "incontrolable terror", según el fiscal.

El acusado será juzgado por estos hechos el próximo jueves 17 de marzo en la sección segunda de la Audiencia de Córdoba.