Una de las principales arterias del pueblo es la conocidad antiguamente como Carrera de los Moriles. Tras el asesinato de Cánovas, recibió el nombre del malagueño. Sin embargo, muchos de nuestros mayores la recuerdan como La Calle de los Peligros , título de una famosa coplilla del carnaval de los años 30 que pintó un vivísimo fresco en el que se retrataba el abigarrado ambiente que allí existía.