Anoche abrió sus puertas en nuestra ciudad un nuevo negocio. Esto siempre es una buena noticia, sobre todo en los tiempos que corren. Se trata de Paccio , la nueva imagen de las confiterías de Panadería San Pancracio, todo un emblema en nuestra ciudad. Se trata de un nombre pegadizo que trata de familiarizar y fidelizar al cliente con un producto de máxima calidad a un precio competitivo. Por tanto, Panadería San Pancracio es un ejemplo a seguir. Cuatro hermanos están al frente de este negocio, que da trabajo a una treintena de profesionales, la gran mayoría mujeres. Sin duda, esto es otra gran noticia, máxime cuando el empleo femenino está atravesando uno de los peores momentos. Por tanto, a pesar de no obtener subvenciones, esta empresa se merece ser apoyada por su valor.