El gobierno municipal tiene previsto reducir una media del 3,91% el gasto corriente y las transferencias que hace a empresa y organismos públicos dependientes del Ayuntamiento, según el avance del anteproyecto de los presupuestos que el delegado de Hacienda, Alfonso Igualada, presentó ayer al grupo del PP y que mañana quiere llevar a la Junta de Gobierno local para su aprobación inicial. Para ambos capítulos (gasto corriente y transferencias de capital), el equipo de gobierno ha previsto un gasto de 128,8 millones de euros para el presente año (ver cuadro de la página anterior).

Como ya publicó este periódico en su edición del pasado 31 de diciembre del 2009, el día anterior la Junta de Gobierno Local, reunida ayer con carácter extraordinario, tomó conocimiento de los grandes números del presupuesto municipal del 2010, entre los que destaca el descenso del 22,4% en las inversiones previstas para este año y una reducción del 1,94% en el capítulo de ingresos respecto de las cuentas del pasado ejercicio económico. El Ayuntamiento de Córdoba dejará de percibir parte de los ingresos que llegan a las arcas municipales por la Participación de los Impuestos del Estado, según lo recogido en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de este año 2010.

A pesar del descenso de las inversiones previstas, que este año ascienden a 26,6 millones frente a los 33,5 del 2009, Igualada dijo ayer que hay que unir las que se ejecutarán con cargo a los fondos anticrisis de los gobiernos central y regional y los fondos europeos para desarrollar el plan Urban Sur, que supondrán una cantidad cercana a los 70 millones de euros. El delegado de Hacienda reiteró que el documento presentado ayer a la oposición "tiene el firme compromiso de no rebajar un euro en las políticas sociales y atender las demandas de todas las zonas de la ciudad".

Asimismo, el delegado destacó que este anteproyecto presupuestario "apuesta por mantener los programas y servicios de todas las áreas municipales, a la vez que continuar con la política de inversiones que contribuyan a la generación de nuevos puestos de trabajo en Córdoba".

AUSTERIDAD Indicó que este anteproyecto de presupuestos para 2010 aplica los criterios de austeridad que "el equipo de gobierno ha mantenido siempre ante la actual situación económica de crisis generalizada y la reducción de ingresos". En ese sentido, el equipo de gobierno informó al PP de la congelación, por segundo año consecutivo, de los salarios tanto del alcalde, Andrés Ocaña, como de los 29 concejales y tres delegados nombrados por la Ley de Grandes Ciudades, altos cargos, personal de confianza y asesores de los grupos municipales.