Cerca de mil familias de los barrios de San Martín de Porres y de la Axerquía Norte podrán beneficiarse de 13,7 millones de euros para la rehabilitación de sus viviendas. La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor; el consejero de Vivienda, Juan Espadas; y el alcalde de Córdoba, Andrés Ocaña, firmaron ayer en Sevilla un convenio que supondrá una inyección económica para las dos áreas de rehabilitación concertada. En el mismo acto, Gobierno y Junta sellaron 17 convenios que supondrán una inversión de 175 millones, de los que 86 aporta la primera y 74 la segunda. Con ellos se mejorarán y construirán 8.146 viviendas y 335 alojamientos universitarios en Andalucía.

La Axerquía Norte, integrada por Santa Marina, parte de San Andrés, San Lorenzo, San Agustín y los Trinitarios, dispondrá de 6,9 millones de euros, de los que un 48,13% (3,3 millones) aporta el Gobierno; un 42,34% (2,9) la Junta; y un 9,52% (662.904 euros) los vecinos que quieran emprender una reforma. El objetivo es intervenir en 532 viviendas de esta zona. Las obras irán enfocadas a la recuperación de elementos estructurales de los edificios, la mejora de la accesibilidad, la adecuación de las zonas comunes de los bloques, e, incluso, a lograr una mayor habitabilidad de las mismas. En estos barrios existen numerosas infraviviendas, sobre todo, en casas--patio. Según un reciente estudio encargado por la Junta, tres de cada cuatro (un 73%) casas de vecinos carecen de las condiciones mínimas para ser habitadas. En realidad la intervención necesaria requiere 5,6 millones de euros, a los que se suman los 650.000 de las infraestructuras y la urbanización y los 632.763 del equipo técnico.

El área de San Martín de Porres, por su parte, recibirá 6,8 millones, de los que un 61,91% (4,2 millones) aporta la Junta, un 33,92% (2,3) el Gobierno central, y un 4,18% (284.310) los vecinos. Aquí el objetivo es la rehabilitación de 400 viviendas.

El compromiso del Ayuntamiento será aplicar las bonificaciones máximas de las ordenanzas fiscales en cuanto a las tasas relacionadas con las actuaciones que se van a ejecutar. Según los cálculos de la Junta, las obras de rehabilitación previstas generarán 1.300 puestos de trabajo. Además, la Empresa Pública de Suelo de Andalucía, EPSA, prestará asistencia técnica a los propietarios de las viviendas. Por último, la Junta supervisará los proyectos y las obras.

El acuerdo no supondrá ampliar actuaciones. El delegado provincial de Vivienda de la Junta, Francisco García, explica que estos convenios "son un refuerzo a la política de la Junta en dos barrios donde estamos actuando desde hace años y que tienen dificultades sociales". Añade que "con esta inyección de fondos estatales los compromisos adquiridos se agilizarán, ya que los objetivos están marcados". Hasta ahora, la Junta había contribuido con fondos propios en las diferentes intervenciones planificadas. Este convenio permite contar con la colaboración del Gobierno central, que es la novedad del mismo, con lo que los trabajos pendientes del programa del 2009 también se financiarán con fondos estatales.