DATOS PERSONALES NACIO EN YUNCLILLOS (TOLEDO), EN 1949. CASADO Y CON TRES HIJOS.

TRAYECTORIA PROFESIONAL FISCAL JEFE DE CORDOBA DESDE EL 2004, ANTES LO FUE DE TOLEDO, DESDE EL 2000. CON ANTERIORIDAD, DESDE 1985, DESEMPEÑO SU LABOR COMO FISCAL TAMBIEN EN CORDOBA.

--El Consejo Fiscal ha propuesto su renovación en el cargo hasta el 2014. ¿Cómo se siente?--Muy satisfecho, aunque hasta que no salga en el Boletín Oficial del Estado pueden pasar muchas cosas, con lo cual tampoco quiero lanzar las campanas al vuelo antes de tiempo.

--Competía con una de sus compañeras, con Consuelo Fidalgo. ¿Qué se han dicho?--Yo me encontré sorprendido en su momento, pero ella me dijo que no tenía intención de competir conmigo, sino que como conoce que, tarde o temprano, a mí me encantaría terminar mi vida profesional en la Fiscalía del Tribunal Supremo o en la del Constitucional, y que mi aspiración es no agotar este plazo de cinco años para el que se me nombra ahora, pues quería que quedara constancia de que ella tiene interés por esta plaza para su momento. O sea, que ha sido una competencia relativa. No me gustaría que se diera la imagen exterior de que estamos a la pugna, que no es verdad.

--¿Qué balance haría de los cinco años que quedan atrás?--Ahora mismo estoy demasiado metido en este trabajo como para poder mirarlo con la distancia necesaria y poder hacer un balance. Ahora bien, si usted compara la ratio de fiscales por habitante, en Córdoba estamos muy por debajo de prácticamente todas las provincias de Andalucía y desde luego de muchísimas de España. Entonces, si queremos dar un buen servicio con menos medios, o ajustas muy bien las piezas o el puzzle no encaja. Esto es lo que yo creo, modestamente, que he conseguido. Por supuesto no solo es mérito mío, sino también de mis compañeros, que son los que han hecho el trabajo. Puedo decir, y lo digo con orgullo, que la de Córdoba es una de las fiscalías punteras de España por la valía personal de los miembros que hay en ella. Si algo he hecho ha sido establecer las posibilidades de que ellos den de sí lo que tienen dentro, que es mucho.

--Un puzzle complicado porque, dígame, ¿no hacen falta más medios materiales y personales en la Fiscalía? Se habla de la carga de trabajo en los juzgados, pero eso también le afecta a ustedes.--Por supuesto. Que no se nos olvide que los fiscales intervenimos en todos los procesos penales, en muchos civiles, en menores, incapaces, todo lo relativo al estado civil, en los de interés público, de ámbito social o laboral, en lo contencioso-administrativo... Es decir, tenemos un campo de actuación tremendo, hasta el punto de que muchas veces se pretende que el fiscal sea una especie de semidiós que esté en todas partes.

--Por tanto, hacen falta más fiscales.--Por supuesto, de hecho los hemos solicitado. Solicité cinco y en el momento actual me consta que se va a hacer una ampliación de plantilla de dos fiscales. Tenga en cuenta que el 30 de diciembre de este año se crea el juzgado número 2 de Menores y el 3 de Posadas; que el año pasado se creó el Penal 5, el Mercantil 10 y el Contencioso 5, y no se amplió la plantilla de fiscales. Por eso con esta ampliación de dos fiscales prácticamente vamos a cubrir las necesidades de lo que se está ampliando, pero tampoco nos va a permitir hacer desarrollos nuevos.

--¿Y más funcionarios?--Es fundamental. Me consta que cuento con el apoyo de la delegada de Justicia de Córdoba, pero me gustaría ese mismo apoyo encontrarlo en su día en Sevilla. La Fiscalía no somos solo fiscales, somos también funcionarios que dependen de la Junta de Andalucía. Entonces, si se crean nuevos juzgados y eso repercute en el trabajo de la Fiscalía pero no se amplía la infraestructura de funcionarios de la misma, evidentemente se llega a una situación de bloqueo. Por eso tengo también solicitada ampliación de plantilla de funcionarios.

--¿Y los medios materiales?--Cada día más, la Fiscalía de Córdoba es muy exigente con los sistemas informáticos con los que se nos dota. ¿Por qué? Porque a estas alturas no podemos estar funcionando con sistemas informáticos antiguos. Me consta que se está avanzando, pero cuando detectamos fallos, y los detectamos, pues nos gustaría ir mejorando eso, que es muy mejorable. También el tema de la videoconferencia, que la utilizamos muchísimo en conexión con todos los juzgados de la provincia para ahorrar tiempo y gastos de transporte, pero se nos ha puesto una videoconferencia que no debe estar preparada para ese gran uso y falla muchísimo.

--¿Qué le queda en esa batería de reivindicaciones?--Pues hay un último punto, y es que yo creo que los procesos penales en España, digo los penales porque son en los que más intervenimos, necesitan una modificación absoluta. En este momento el proceso penal español es un auténtico despilfarro de medios. Es decir, tal y como está concebido en este momento, el juez de instrucción va acumulando una serie de documentación y cuando él estima que ya ha terminado su función se lo remite al fiscal, y es el fiscal el que decide si acusa o no. Entonces, ocurre que a veces, después de que el juez ha realizado una labor con un expediente así de gordo, llega el fiscal y dice no, ahí no hay datos para acusar y pide el archivo, y resulta que hemos gastado una cantidad de energía, tiempo y esfuerzo para nada.

--Su apuesta es que sea el fiscal el que tome las riendas de la instrucción.--Clarísimamente, y es mi apuesta desde hace muchos años. Con control judicial, ojo. Que no se pierda ni un ápice de las garantías que existen en un Estado como el nuestro. De hecho es un sistema que está en prácticamente todo el mundo occidental. No creo que haya ningún inconveniente en que sea el propio fiscal el que recoja el material probatorio en el que se va a apoyar. Sé que es un tema polémico, que no es unánime, pero creo que hay que racionalizar los procesos.

--De cara a los próximos años al frente de la Fiscalía, ¿qué propuestas tiene en cartera?--Me gustaría poner en marcha una buena sección de delitos económicos, que esta provincia lo necesita. Pero eso no se monta de cualquier forma, hacen falta ciertos medios.