La principal ventaja de esta nueva técnica, utilizada en Córdoba de forma pionera en España en un paciente con patología congénita, es que ofrece una alternativa a personas que se encuentran en situación crítica y requieren un trasplante de corazón urgente, pero no están en condiciones de esperar el tiempo necesario hasta que se produzca el donante adecuado.

El uso de nuevas técnicas y soportes en las unidades de cuidados intensivos infantiles, entre las que se incluye el corazón artificial, hace que disminuya la mortalidad y que los niños se encuentren en mejores condiciones para poder optar a un trasplante.

En el caso del bebé ahora trasplantado, su corazón bombeaba antes del implante coronario artificial solo un 10%, aumentando su capacidad hasta el 30% con la operación.

El empleo de un corazón artificial ofrece mejor calidad de vida al paciente. Otras ventajas de este soporte es que permite la ventilación espontánea, aumenta su movilidad y la alimentación se realiza por boca.