La empresa Canval será la encargada de construir las 309 viviendas de protección oficial que se ubicarán en el plan parcial O-4 (Cortijo del Cura), junto al Parque Figueroa. La mayor parte de estos inmuebles se sortearon en enero pasado entre 13.425 solicitantes. Entonces se adjudicaron 251 pisos en régimen de venta, 19 de ellos en la zona de Mirabueno. Además, había 83 VPO en régimen de alquiler con opción a compra que no estaban representadas por las bolas de los bombos porque se adjudicarán cuando estén construidas, con toda probabilidad, a través del registro de demandantes. Ahora Canval se encargará de construir las 77 VPO en alquiler con opción a compra del Figueroa no sorteadas entonces más las 232 destinadas a la venta, sumando 309 pisos que, según indicaba ayer la empresa municipal Vimcorsa, conforman "la promoción más grande" de su historia.

El consejo de administración de la empresa le dio ayer el visto bueno, de forma provisional, a esta adjudicación. Sus previsiones eran que los bloques se construirán en un plazo de treinta meses, pero Canval lo ha reducido tres, dejándolo en 27. Según Vimcorsa, a ello ha contribuido la división del proyecto en cinco fases y el comienzo simultáneo de la obra por los dos extremos. La adjudicataria hará los trabajos por 23,4 millones de euros.

Entre los criterios que se han tenido en cuenta para la adjudicación, destaca la mejora en la dotación de los medios auxiliares previstos y los compromisos de Canval con el grupo Sifu para la integración sociolaboral de personas con discapacidad, así como el plan de igualdad que va a implantar en su plantilla. Además, hará otro plan de ahorro de suministros de agua y energía eléctrica y brindará imágenes de la evolución de la obra. Otro de los aspectos que Vimcorsa ha tenido en cuenta es que la adjudicataria invertirá 90.000 euros en adaptar un local de 150 metros cuadrados para convertirlo en un centro de estancia diurna para mayores en estado de dependencia.

Por otro lado, el consejo de administración aprobó los pliegos de condiciones que regirán sus ayudas al alquiler para este año. Como avanzó este periódico, una novedad serán las subvenciones de emergencia, es decir, el dinero que recibirán quienes no puedan pagar el alquiler de su vivienda como consecuencia de la crisis. Las personas o familias que tengan problemas económicos coyunturales recibirán 150 euros al mes durante medio año, período que se prorrogará seis meses más si continúan en las mismas circunstancias y lo demuestran. La empresa tendrá en cuenta los motivos de índole laboral que han provocado la disminución de los ingresos en la unidad familiar, así como aquellas circunstancias económicas que han supuesto el impago de la renta.