La Feria del 2010 ha comenzado. Así puede decirse a menos en lo que a planificación se refiere, ya que ayer los responsables de las áreas municipales directamente implicadas, con la teniente de alcalde de Presidencia, Rosa Candelario, a la cabeza, mantuvieron la primera de las numerosas reuniones que piensan realizar con colectivos y sectores de profesionales que participan en el montaje, organización y celebración de la fiesta.

Precisamente, fueron las peñas y las hermandades, los dos colectivos con más presencia actualmente en El Arenal, las que abrieron este ciclo de encuentros, en el que, según Candelario, prima "la voluntad por trabajar y el interés por avanzar en conseguir una Feria mejor para todos, sin olvidar a nadie", todo ello "escuchando a todas las partes sobre sus inquietudes y hablando de aspectos concretos que permitan siempre trabajar por nuestra feria". Eso sí, la concejala reiteró tras la reunión que "se quiere mejorar, pero el modelo de feria abierta y participativa está decidido, por lo menos, hasta el 2011", dijo aludiendo al debate creado antes de la pasada edición de la fiesta, en el que se cuestionaron aspectos como la posibilidad de autorizar casetas de menos dimensión o el de permitir que haya carpas cerradas para los que no sean socios del colectivo.

Tras el encuentro de ayer, está previsto realizar otros similares hasta el mes de septiembre, cuando se comience a planificar en la comisión municipal competente las mejoras en el reglamento y ayudas municipales para contribuir a abaratar el elevado coste de montar una caseta en la Feria de Nuestra Señora de la Salud.