La presencia y actuación de gorrillas en el entorno de la plaza de toros ha vuelto con fuerza, según denunciaron ayer los vecinos de la zona y los vovis que trabajan en ella. Aunque hace un mes hacían un balance positivo del efecto disuasorio que sobre los aparcacoches ilegales había tenido el aumento de la presencia policial decidida por el Ayuntamiento, ahora aseguran que "estamos como al principio". Tanto que el presidente de la asociación de vecinos Los Califas, José María Herrera, no dudó en asegurar que "los gorrillas nos han ganado la batalla a los ciudadanos". Sin embargo, la visión del Ayuntamiento es otra y niega que el problema de los aparcacoches ilegales haya resurgido en esta zona.

Sin ocultar su desánimo, Herrera declaró que la situación "no es que haya empeorado algo, es que está muy mal", incluso dijo que "es la misma" que cuando a principios de año cobraron fuerza las quejas vecinales sobre este asunto. "Por la tarde y por la noche, sobre todo, han vuelto los mismos gorrillas de siempre", aseguró el presidente de Los Califas.

Los vovis que trabajan en la zona achacan el retorno a una menor presencia policial. "Ni mucho menos se ve ya la policía de estas fechas de atrás", aseguró Angel, uno de los aparcacoches de PM 40. Es más, añadió que "la policía estuvo viniendo cuando estabais por aquí los periodistas y las cámaras, pero ya no".

El delegado de Seguridad y Movilidad, José Joaquín Cuadra, negó, sin embargo, todos los extremos denunciados. De un lado, dijo que "pueden aparecer gorrillas de forma esporádica, pero no están de continuo" en la zona y, de otro, añadió rotundo que "no se ha rebajado" la presencia policial. Sí explicó Cuadra que, a diferencia de cuando comenzó la medida, no hay presencia policial "estática" sino que los agentes "pasan" por allí haciendo controles, pero consideró lógico que "si disminuye la presencia de gorrillas , disminuya la de policías". En cualquier caso, insistió, "hay vigilancia continua".

ENFRENTAMIENTOS Vecinos y vovis dibujan otro escenario. "Entre ellos hay enfrentamientos por el control del territorio", declaró Herrera. "Los vovis tienen razón, esto no tiene arreglo", se lamentó el presidente de la AVV Los Califas. Incluso los aparcacoches legales han dado un paso atrás ante la nueva situación. Si hace unas fechas habían recuperado el perímetro de la plaza de toros, ahora han vuelto a reducir su campo de acción al aparcamiento lateral. "No salimos a aparcar al perímetro porque es una continua pelea. Nos dicen que tienen que comer, que los dejemos, y es insoportable", explicó uno de los vovis .