El vicario general y responsable de Patrimonio de la diócesis de Córdoba, Fernando Cruz Conde, afirmó ayer que el déficit que afecta al presupuesto del Obispado de Córdoba, que tiene su origen en el ingente esfuerzo inversor de la diócesis en restauración y construcción de nuevos templos, retrasará al 2010 la restauración de la ermita del Socorro de Córdoba.

Cruz Conde recordó que el Obispado, "haciendo una excepción muy especial, pues nunca había avalado la diócesis a una cofradía, en este caso sí que lo hizo con la hermandad del Socorro para que obtuvieran un préstamo que les permitiera empezar las obras de rehabilitación que necesita el templo, pero, por lo visto, la cofradía destinó ese dinero a pagar deudas anteriores y ahora están pendientes de si, nuevamente, el Obispado puede colaborar, o bien de si consiguen ellos alguna subvención para la restauración de la ermita".

Desgraciadamente, según subrayó Cruz Conde, la diócesis cuenta ya "con una larga lista de prioridades y urgencias a las que hacer frente, con lo que este año es difícil que el Obispado pueda acometer esa restauración, pero posiblemente el próximo año sí". Ello se debe a que este año el Obispado tiene que realizar los pagos finales por los trabajos de restauración integral a los que ha sido sometida la iglesia de San Lorenzo.