Las restricciones en el tráfico en la Ribera de Córdoba, que se pusieron en marcha ayer y se prolongarán durante 40 días, han provocado un aumento del 40 por ciento en la circulación de la avenida de Cádiz.

El delegado de Movilidad en el Consistorio, José Joaquín Cuadra (IU), ha informado a Efe de que este corte parcial de la Ribera, que en la actualidad sólo dispone de un carril de circulación, también ha tenido como consecuencia un incremento del 20 por ciento del tráfico en el Puente de San Rafael.

Cuadra, quien ha matizado que hasta que no transcurra una semana de la nueva reordenación del tráfico en la zona no se podrá hacer una valoración más detallada, ha asegurado que el incremento en la circulación en la avenida de Cádiz no tiene efectos negativos en dicha vía.

Ha explicado que la avenida de Cádiz ha tenido en los últimos tiempos una densidad de tráfico de unos 8.000 vehículos al día, que es inferior a la que ha soportado en épocas anteriores, cuando se registraban hasta 25.000 coches diarios.

Por lo tanto, este incremento del 40 por ciento supone que por la avenida de Cádiz pasen al día 12.000 coches, una cifra que continúa siendo inferior al dato de hace varios años.

Sin embargo, Cuadra ha insistido en la necesidad de esperar varios días para determinar el impacto del cambio de tráfico en la zona, con el objetivo de estudiar las situaciones que se producen los distintos días de la semana y a diversas horas.