EL MINISTERIO público pide un total de tres años de cárcel para un arquitecto, un constructor y un promotor, que serán juzgados hoy, por la realización de diversas obras, como la construcción de un almacén y una plaza de tientas, en una parcela incluida en el ámbito del Bien de Interés Cultural (BIC) de la zona arqueológica de Medina Azahara, en Córdoba. Según la calificación provisional del fiscal, el proyecto se redactó sin el visado del Colegio de Arquitectos y sin haber iniciado además ningún trámite relacionado con la licencia de obras. El constructor también era conocedor de la falta de licencia o tramitación de la misma, según el fiscal.