LOS ALUMNOS de la Universidad de Córdoba (UCO) contrarios al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) e integrados en la Asamblea de Estudiantes No a Bolonia expresaron ayer su "rechazo a los actos realizados por personas que, a través de redes sociales (en internet), han vertido insultos" contra el Consejo de Estudiantes de la Universidad (CEU). A través de un comunicado, dicha asamblea salió así al paso de las críticas que dirigió a la misma la presidenta del CEU, María José Romero, quien afirmó que los representantes de los universitarios cordobeses están recibiendo amenazas, insultos y presiones por parte de esta plataforma estudiantil.