La Guardia Civil ha detenido a nueve personas acusadas de corrupción de menores y posesión de pornografía infantil y ha imputado a otras dos, una en Córdoba, en una operación en la que se han practicado 14 registros domiciliarios en once provincias, en los que se han intervenido abundantes vídeos y fotografías de contenido pedófilo, en algunos casos de bebés.

Según informó ayer el Instituto Armado, la operación, denominada Tabladura, comenzó en marzo del 2008 como consecuencia de una denuncia presentada en el puesto de la Guardia Civil de Tarazona (Zaragoza) por un internauta, que al acceder a un programa de intercambio de archivos a través de onternet observó que un archivo de partituras de guitarra eléctrica contenía imágenes con contenido pornográfico infantil.

DESCARGAS Equipos de investigación especializados Emume (Mujer-Menor) de la Guardia Civil iniciaron los dispositivos técnicos para la búsqueda, localización e identificación de los autores y distribuidores de dichas imágenes, y detectaron 24.651 descargas a nivel mundial, de las cuales 1.307 se correspondían a números IP del territorio nacional, de los que se identificaron a trece con residencia en España, que accedían e intercambiaban este tipo de archivos.

Tras determinar la ubicación de los equipos informáticos desde los que se accedían a estos archivos y sus usuarios, la Guardia Civil estableció un dispositivo coordinado en once provincias, donde se llevaron a cabo un total de catorce registros domiciliarios.

DETENCIONES La operación se ha saldado con nueve detenidos, dos en Barcelona, dos en Valencia y uno en Asturias, Burgos, León, La Rioja y Mallorca, y dos imputados más, residentes en Córdoba y Pontevedra. La Guardia Civil se ha incautado de numerosos ordenadores portátiles, CPU y discos duros en los que había almacenadas multitud de imágenes de contenido pedófilo en las que aparecían en muchos casos menores de muy corta edad e incluso bebés.

La investigación ha sido dirigida por especialistas del Equipo Mujer-Menor de Zaragoza y en los registros y detenciones han participado más de ochenta guardias civiles pertenecientes a las once comandancias de las provincias donde se ha ejecutado esta operación. Los agentes han intervenido acompañados de secretarios judiciales y funcionarios de los juzgados competentes. El material informático obtenido está siendo objeto de análisis y estudio.