Corren tiempos difíciles, pero, por momentos, se olvidan para vestirse de gala y entregar o recoger premios. La Universidad de Córdoba (UCO) así lo hace. Mantiene su ya tradicional ceremonia de galardones y estrecha más sus lazos de unión con entidades, personas y colectivos que de alguna manera están dejando su huella en la institución académica. Por Santo Tomás de Aquino, patrón de los estudiantes, la UCO entrega sus premios en el salón de actos del Colegio Mayor Universitario Nuestra Señora de la Asunción y en este escenario se multiplican los agradecimientos y las satisfacciones. Se produce un auténtico intercambio.

Además, hay momentos para el recuerdo, pues en la ceremonia se rinde homenaje al personal jubilado y fallecido. Y también se entregan a los alumnos los premios extraordinarios y se recogen los galardones de investigación Gonzalo Miño Fugarolas, Jacobo Cárdenas Torres y Leocadio Martín Mingorance.

Pero, en concreto, en esta ocasión, la Universidad centró su mirada en el Ayuntamiento de Belmez, por su apoyo siempre prestado a la Escuela Politécnica, tanto para la mejora de sus infraestructuras como de otros equipamientos, así como su colaboración en el ámbito formativo y cultural.

Riqueza para el Guadiato

A la alcaldesa de Belmez, Aurora Rubio, el reconocimiento le llena de satisfacción, pues --en su opinión-- de alguna manera se ve recompensada la "historia de amor" y el trabajo que mantienen unidos a este pueblo de la localidad del Valle del Guadiato con la UCO. En este sentido, Aurora Rubio, que se emocionó durante su intervención, considera que el centro universitario (cuyo origen se remonta a 1924) está creando "riqueza y llenando de vida la comarca". Por ello, quiso dejar claro que quiere que nuevas titulaciones se impartan en la Escuela Politécnica de Belmez.

También la Universidad ha distinguido al gerente del hospital Reina Sofía, José Manuel Aranda, por su impulso a las actuaciones desarrolladas para la creación del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica. En la entrega del premio, Aranda aseguró que, desde un principio, se sintió identificado con el proyecto, que --a su juicio-- beneficiará a Córdoba y se pondrá al servicio de los ciudadanos y del progreso al aunar el trabajo de los científicos.

Asimismo, la institución cordobesa ha galardonado a la Fundación Carolina por el trabajo desarrollado para potenciar el intercambio de titulados con América Latina. Su director académico, Alfredo Moreno, también destacó ayer la relación "idílica" que tiene con la UCO su institución desde que en el año 2005 empezaran sus primeros contactos. En nombre de la directora, Rosa Conde, mostró su agradecimiento por el premio concedido a su fundación, una entidad público-privada que promociona actividades culturales y científicas entre España y Latinoamérica. Asimismo, Alfredo Moreno resaltó cómo, desde el año 2006 hasta la actualidad, cerca de 2.500 estudiantes latinoamericanos han solicitado becas para poder estudiar en la UCO, institución que capta a estos alumnos por cuatro másteres que oferta, según matizó. Y también apostilló que la UCO, junto con la Fundación Carolina, formará parte de un importante proyecto de becas para formar en biotecnología a 20 excelentes profesionales durante cuatros años.

Por su parte, el rector de la UCO, José Manuel Roldán, que se mostró especialmente atento con la comunidad universitaria, comentó que, gracias a la estrecha colaboración que se mantiene con las entidades premiadas, la UCO cumple con su obligación de "salir a la sociedad", potenciar su "internacionalización" y trabajar de lleno en proyectos de investigación.