Desde 1984 la relación del Ayuntamiento y el tejido asociativo se basa en un reglamento (reformado hace dos años) que reconoce a los consejos de distrito, al Consejo del Movimiento Ciudadano y a 10 delegados en entes municipales. Hay también medios como los Presuestos Participativos y la ley de Grandes Ciudades creó 10 juntas municipales de distrito.