La delegada provincial de Justicia, Mercedes Mayo, subrayó ayer "mi respeto a los derechos constitucionales" de los secretarios judiciales, que pararon los juzgados durante tres horas el martes, pero matizó que "se está siendo muy injusto si no se reconoce el avance de la Administración de Justicia en Andalucía desde que la Junta asumió las competencias" en esa materia.

Según Mayo, desde ese momento se ha ido experimentando "un proceso de renovación importante" en las instalaciones, a lo que se añaden inversiones en nuevas tecnologías "como las videoconferencias o las grabaciones de las vistas". Recordó que "hace poco todavía se trabajaba en los juzgados con máquinas de escribir".

La delegada provincial reconoció que "se tiene que avanzar más" en medios materiales, pero esas mejoras "pasan más por la vía de las reformas legales necesarias". También destacó "que ahora tenemos más medios personales" cifrando la plantilla en 600 funcionarios en todos los partidos judiciales.

Sobre este particular, un total de 72 nuevos funcionarios se están incorporando durante este año a los juzgados y tribunales cordobeses, según ha informado la Consejería de Justicia y Administración Pública.

Como se recordará, entre los motivos que llevaron a los secretarios judiciales a la huelga están, además de la sanción de dos años de suspensión de empleo y sueldo a la secretaria del caso Mariluz Cortés, está la falta de medios. En el comunicado conjunto del Colegio de Secretarios y la Unión Progresista expusieron una batería de propuestas para mejorar "las deplorables condiciones en las que trabajamos", y reiteraron que "durante muchos años hemos denunciado en oficios al ministerio y a la Junta de Andalucía" las carencias. Además, reclaman la implantación de la oficina judicial y un programa informático "que no dé problemas".

Cada uno de los cuatro juzgados de lo Penal acumula unas 750 ejecutorias pendientes, un 20% más que el año pasado, una de las mayores preocupaciones de los secretarios y jueces, que se suman a esas reivindicaciones. También los forenses de Córdoba muestran su apoyo a los anteriores.