Entre Pekín y Fuengirola está la virtud. Bueno, más que la virtud la aplastante lógica del bolsillo que, a fin de cuentas, es la que permite viajar o te obliga a quedarte en casa. "Empiezan preguntándome por China y acaban en Fuengirola", comenta con ironía Ana Doblas, de la agencia de viajes cordobesa Original Travel. "La cuestión es irse unos días", zanja. La incertidumbre económica ha obligado a echar el freno de mano a nivel estatal --aunque el propio ministro de Economía, Pedro Solbes, recomendó irse de vacaciones y no cambiar los hábitos económicos--. La crisis también hace que el cliente se aferre a la oferta como el náufrago a la madera del barco.

"Llega todo el mundo con el papelito de las ofertas en la mano", explica Francisco Rojas, vicepresidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Córdoba, y advierte de que algunas empresas emplean publicidad engañosa, ya que anuncian un precio y en letra muy pequeña explican que las tasas y el combustible no están incluidos. "Este tipo de anuncios hace mucho daño al vendedor de a pie. Te ponen en grande el ofertón y en letra pequeñita que las tasas no están incluidas", afirma Rojas.

Por su parte, asociaciones de consumidores como la OCU insisten en que durante las vacaciones a los consumidores les siguen asistiendo los mismos derechos que el resto del año. Y eso a pesar de que las reclamaciones relacionadas con los viajes se disparan: el pasado año en la OCU se recibieron más de 9.700 quejas por este motivo. "Problemas con las agencias de viajes, con los medios de pago o con la asistencia sanitaria son los más habituales", indican desde la Organización de Consumidores y Usuarios.

A pesar de estas recomendaciones, en opinión de Juan Manuel Maíllo, de Viajes Palmasur, cada vez compramos mejor: ‡3"El cliente viene buscando todo lo que pueda ahorrarse, pero eso no es consecuencia de la crisis, sino de disponer de más información y de más cultura de compra". Ya sabe, aquello de comparar siempre puede reportarle buenos resultados.

"Este año nos estamos hinchando de hacer presupuestos", reconoce Susana Arroyo, de Viajes El Corte Inglés. Y aunque sea tedioso, lo cierto es que funciona. Por cierto, algunas agencias de viajes ofrecen ya mejorar cualquier presupuesto firme de la competencia.