Los dos primeros días de la feria de joyería de Madrid, Iberjoya, no están resultando demasiado satisfactorios para los aproximadamente cincuenta empresarios cordobeses que están participando, según informó ayer el secretario general de la Asociación Provincial, Rafael Rodríguez Aparicio.

Rodríguez indicó que al coincidir el primer día de la muestra con San Valentín, día de grandes ventas para el sector, fueron muchos los compradores que no acudieron a la feria por quedarse para atender sus negocios.

Ayer, también se notó un ritmo bajo en la actividad comercial en Iberjoya, motivo por el que los empresarios asistentes confían en que sean hoy sábado y mañana domingo cuando se reactive la actividad y se pueda recuperar el volumen de negocio.

Rodríguez cree que el cambio de fecha, desvinculando Iberjoya de otras ferias más relacionadas con el sector, puede resultar perjudicial para los asistentes. También cree que puede afectar negativamente la situación de desaceleración económica por la que está atravesando el país.