La campeona del mundo de atletismo en 1.500 metros en la categoría de veteranos, María Dolores Jiménez Guardeño, que fue calificada como la mejor deportista egabrense de todos los tiempos, recibió un homenaje y una recepción institucional por parte del Ayuntamiento de Cabra. Tras la firma en el Libro de Oro de la ciudad, recibió de manos de la alcaldesa, María Dolores Villatoro, una placa recuerdo, mientras que la atleta entregaba a la regidora la equipación y el dorsal con el que consiguió este triunfo en Riccione (Italia). J.M.