Lugar de nacimiento: Córdoba.

Trayectoria: piloto e instructor de vuelo, es el artífice de empresas como Agroaire y trabajos aéreos Espejo (único operador del aeropuerto de Córdoba) y promotor del proyecto Taer Andalus.

-- ¿Cómo nace la idea de crear Taer Andalus?

--La tenía en la cabeza desde hace años y la he ido madurando poco a poco, al observar cómo evolucionaba el mercado de la aviación regional en España. Pretendemos que Córdoba sea la base de operaciones de una gran compañía que ofrezca un servicio que demanda la sociedad andaluza en general y la cordobesa en particular.

--¿Está ligada a la ampliación del aeropuerto o solo coincide en el tiempo?

--Se trata de dos cuestiones completamente distintas, aunque considero que la ampliación de la pista es deseable y necesaria si Córdoba quiere estar a la altura de las principales ciudades europeas.

--¿Por qué no se ha planteado antes?

--Sí que se ha planteado. Me consta que Diputación y Ayuntamiento han tenido encima de la mesa propuestas. Eran proyectos poco definidos, basados en un modelo de negocio dependiente de las ayudas públicas. El modelo de Taer Andalus es totalmente diferente y se basa en la iniciativa empresarial cordobesa, liderada por Trabajos Aéreos Espejo.

--¿Cree que, de llevarse a cabo la ampliación del aeropuerto, seguiría siendo rentable abrir esta línea aérea en Córdoba?

--Taer Andalus no es una compañía aérea. Es muy importante que se entienda esto. Va a ser una sociedad de accionistas mayoritariamente cordobeses que explotarán las infraestructuras actuales y futuras del aeropuerto de Córdoba. Entre los negocios previstos, figura la operación de una compañía aérea con base principal en el aeropuerto, servicio cuyo proveedor será inicialmente la compañía aérea Pan Air. También pretendemos explotar el mantenimiento, el servicio de asistencia en tierra, la publicidad, etc- Por lo tanto, de aquí a dos años, seremos más fuertes, dispondremos de más clientes y la rentabilidad será aún mayor.

--¿Cuál es su opinión sobre el aeropuerto, debe ampliarse, trasladarse...?

--Lo primero sería retornar a la situación anterior, cuando Aena daba un servicio completo en materia de control (el aeropuerto disponía de ayudas para la navegación), facturación y control de acceso de pasajeros, además de ampliar los horarios del aeropuerto. Se deberían iniciar de forma inminente los estudios para la instalación de un equipo de tierra, facilitando así los aterrizajes de precisión (ILS). De ese modo, no estaríamos supeditados a las condiciones climatológicas del aeropuerto, lo que nos permitiría tener un alto índice de despacho y reforzar la regularidad. Hacer un nuevo aeropuerto es un futurible y este proyecto es el presente, pero no está de más ir pensando en el futuro.

--En la presentación del proyecto, se habló de que la compañía daría beneficios el primer año, ¿habrá tanto mercado en tan corto plazo?

--No es una impresión personal, sino una convicción basada en en datos objetivos. Abrir un destino como Córdoba, con más de 1.300.000 turistas al año con un poder adquisitivo alto, supone una oportunidad de negocio inmejorable. El aeropuerto de Valladolid, por ejemplo, con prácticamente la misma población que Córdoba y un interés turístico menor, está moviendo cerca de 500.000 pasajeros. Granada, con una población menor, supera el millón de pasajeros.

--¿Qué empresas se han interesado ya por el proyecto?

--La presentación que hicimos en Córdoba fue un éxito, estamos intentando crear un núcleo fuerte de inversionistas y pretendemos aglutinar a los pequeños inversores (todos cordobeses) en una sola sociedad en la que estén representados a través de Taer Andalus.

--¿Les apoyarán económicamente las instituciones?

--Ese es un aspecto que estamos negociando paralelamente y que intentaremos concretar en breve. No hay que olvidar que se trata de un proyecto empresarial y que el apoyo institucional es fundamental, económica y estratégicamente.

--¿Cuántos socios capitalistas están ya cerrados?

--Contamos con muchos inversores interesados en entrar en esta sociedad y ahora estamos estudiando cuáles son los más apropiados. En octubre celebraremos una primera reunión para dar los primeros pasos formales para constituir la sociedad.

--¿Sigue siendo razonable decir que habrá vuelos en abril del 2008?

--Siempre que la infraestructura del aeropuerto se adapte a nuestras necesidades operativas y no surja ningún problema externo, es más que razonable.

--Si empezara a funcionar en la fecha prevista, ¿habría que suspender la actividad en caso de ampliar el aeropuerto?

--No. En ningún aeropuerto abierto al tráfico comercial se cierran las pistas para su ampliación. Puede haber una restricción de horarios, pero nunca suspensión de la actividad.

-- ¿En qué medida cambiará Córdoba con la existencia de vuelos regulares?

--Del mismo modo que cambió la vida de los cordobeses con la llegada del AVE.

--Hay gente que desconfía de los aviones pequeños ¿qué puede decirles al respecto?

--El BAe 146 no es precisamente un aparato pequeño, tiene capacidad de hasta 100 plazas, con un ancho de cabina superior al del MD83, muy similar al Boeing 737 y cuatro turbinas, aunque tiene la particularidad de poder aterrizar y despegar de aeropuertos pequeños. Hay una idea muy extendida que debemos desterrar de una vez por todas: los aviones no son seguros o inseguros en función del tamaño, sino por cuestiones como el mantenimiento o el buen hacer de los pilotos.