El candidato del Partido Andalucista (PA) a la Alcaldía de Córdoba, Miguel Ruiz Madruga, dijo ayer que, si logra el acta de concejal en las próximas elecciones, no apoyará ningún acuerdo para formar gobierno "que incluya a Rosa Aguilar" como alcaldesa. "Nuestro objetivo es convertirnos en una fuerza política decisiva", explicó Ruiz Madruga, que añadió que no descarta ningún acuerdo, "incluso un tripartito con IU y PSOE". Pero insistió en que "el cambio que necesita Córdoba pasa por que no siga Rosa Aguilar", sobre quien dijo que "ha sido el auténtico lastre para el desarrollo de la ciudad".

El andalucista quiso dejar clara su posición respecto a los posibles pactos después de las elecciones, "porque hay quien da por hecho que si conseguimos representación municipal vamos a pactar con el PP". En ese sentido, Madruga definió al PA como una formación de izquierdas, "y por eso apoyaríamos una coalición de izquierdas, pero no podría estar Rosa Aguilar"."

El candidato del PA acusó a Aguilar y su equipo de gobierno de haber logrado que "en el subconsciente de los cordobeses se instale la aceptación de vivir de lo que fuimos", lo que ha frenado proyectos como el Palacio de Congresos, la plataforma logística o el aeropuerto. Igualmente acusó a la Junta de haber ejercido de oposición. También lamento que IU y PSOE quieran pasar de largo durante la campaña por temas como las parcelaciones de Medina Azahara, "para evitar cualquier desgaste".

El candidato andalucista explicó ayer cual va a ser su línea de actuación en la precampaña. Entre otras cosas ha programado visitas a todos los barrios. Madruga anunció que el 31 de marzo la asamblea del PA ratificará una lista "compuesta fundamentalmente por militantes", dijo, y entonces aprovechó para referirse a la candidatura del PSOE --la única conocida hasta ahora -- como "una lista de independientes que no lo son", si no que "han aterrizado" desde la Junta de Andalucía, como el delegado de Turismo, Valentín Priego o la de Igualdad, Victoria Fernández. "Nosotros sí confiamos en nuestra gente", concluyó.