El presidente del Colegio Profesional de Farmacéuticos de Córdoba, Fernando Grande, seguirá ocupando este cargo un mandato más, después de que ayer su candidatura fuese la única que se presentó para dirigir la institución. Grande lleva como presidente desde 1988. La directiva que le acompañará en su nuevo mandato está integrada por María Dolores Luna (vicepresidenta); Josefina Redondo (secretaria); Antonio Fernández (vicesecretario); Práxedes Cruz (tesorero) y los vocales Pedro Amado (área norte), Leandro Fernández y Eloísa Blanca (capital), Rafael Rodríguez (Priego) y Jesús Velasco (Puente Genil). Al frente de la vocalía de Farmacia estará Rafael Casaño. Grande apuntó que en esta nueva etapa "se plantea como desafío la propuesta de la Unión Europea de liberalización de las farmacias y la ley de farmacias andaluzas, que sigue sin aprobarse aún". El presidente de los farmacéuticos valoró del mandato que acaba de terminar la importancia de la implantación del sistema de receta electrónica, "del que Córdoba ha sido pionera en el mundo". Según Grande, en la actualidad el 33% de las dispensaciones se realizan mediante esta vía y a partir del verano se empezará a utilizar la receta electrónica en atención especializada. Fernando Grande resaltó también como relevante el cumplimiento de la ley del medicamento y la apertura de la nueva sede. Por otro lado, el colegio seguirá apostando por los estudios para mejorar la salud de los usuarios, por ejemplo sobre la dieta, y entre los mismos tiene previsto comenzar uno próximamente sobre el consumo de bebidas alcohólicas de alta graduación entre los jóvenes.

El Colegio de Farmacéuticos representa a más de 900 profesionales y a casi 390 farmacias de la provincia.