La Junta de Andalucía ha colocado un lienzo de 80 metros lineales sobre el andamio desde el que se está ejecutando la rehabilitación del Puente Romano con el fin de limitar el "impacto visual" que generan las obras. El presidente del Gobierno andaluz, Manuel Chaves, presidió ayer el acto de descubrimiento del revestimiento del andamio y aseguró que el objetivo es que "el impacto visual de las obras de rehabilitación y consolidación del Puente sea un poco virtual". El lienzo, obra del reconocido pintor andaluz Luis Gordillo, ofrece una serie de figuras idénticas en distintos colores chillones y de características similares a los Reyes Magos que adornan la Puerta del Puente. Gordillo precisó que su obra carece de nombre, si bien se refirió a las figuras representadas como "cabezones". Durante su intervención en el acto oficial, Gordillo ironizó por el hecho de que los lienzos que colocó sobre la Puerta del Puente no hayan recibido críticas, "aunque tampoco elogios", dijo.

UN EJE TURISTICO El presidente de la Junta de Andalucía recalcó que la actuación que la Administración autonómica ejecuta en el Puente Romano y en los entornos de la Puerta del Puente y de la Torre de La Calahorra pretende "crear un eje turístico-monumental y peatonal hacia el casco histórico" y que, para la recuperación de este enclave, la Junta destina 30 millones de euros.

Manuel Chaves visitó con detenimiento las actuaciones que se están llevando a cabo en el cauce del río de consolidación de los pilares y comprobó desde el remodelado entorno de La Calahorra el contraste que genera el lienzo ayer destapado con las aguas del río Guadalquivir y la Mezquita al fondo.

La intervención pictórica --realizada sobre unos trabajos que realizó el artista en los años 70-- se irá desplazando durante los dos próximos años, hasta que finalice la obra, en función de las fases en las que se desarrollará la actuación de restauración, urbanización y consolidación del Puente Romano. Según la Junta de Andalucía, además de paliar el impacto visual de las obras, con este lienzo pretende aprovechar "el diseño como reclamo turístico de gran atractivo para el visitante".

La UTE formada por Sacyr y Prinur es la adjudicataria de las obras de restauración y urbanización del puente, que cuenta con un presupuesto de unos 6,6 millones de euros. La actuación restaurará integralmente el puente, acondicionará su calzada para uso peatonal y recuperará elementos históricos.