El concejal del PP en el Ayuntamiento de Córdoba Reginaldo Matala exige al equipo de gobierno de Rosa Aguilar "medidas eficaces" para gestionar la inmigración en la capital cordobesa, tras constatar el "fracaso" de la improvisada propuesta de alojamiento provisional en hostales de mujeres rumanas de etnia gitana embarazadas y con niños a su cargo. Matala sostiene en una nota de prensa que la medida aplicada por el Ayuntamiento para atender a este colectivo es una "nueva cortina de humo para ocultar numerosos errores y ausencia de política de inmigración del gobierno municipal, especialmente preocupante con la minoría rumana de etnia gitana".

La unidad de intervención social de calle creada por el Ayuntamiento para contactar con las madres rumanas no trabaja durante el fin de semana. Es la Policía Local la que debe hacerse cargo de estas prestaciones de alojamiento a las mujeres que vean en la calle. Según el jefe de servicio de la Policía Local, ayer no hubo ninguna actuación en este sentido.

En cuanto a la mendicidad callejera con menores, Reginaldo Matala insisten en la conveniencia de un Plan de Emergencia Social que incluya medidas de educación y formación para estas personas que piden en la calle. Este plan está paralizado por el Ayuntamiento.