El regreso del puente del Primero de Mayo se saldó ayer con normalidad en las carreteras, según informó a este diario el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil.

Las principales vías de comunicación que atraviesan la provincia, la Autovía de Andalucía (A--4), la N--432 (Granada--Badajoz), la A--45 (Córdoba--Málaga) y la A--431 (Córdoba--Palma del Río), no registraron incidencias en lo que a circulación se refiere, que fue fluida a lo largo de la jornada, y no se produjeron accidentes.

Quienes sí encontraron algo más de dificultades fueron los cordobeses que se desplazaron durante estos días a la Costa del Sol y tuvieron que pasar por la capital malagueña, donde se produjeron retenciones puntuales en las salidas a la A--4.

Desde que el pasado viernes comenzó a las 15.00 horas el dispositivo especial de la Dirección General de Tráfico para el puente, sólo se registró circulación densa precisamente ese día en la A--4 y en la carretera de Málaga, con pequeñas retenciones en las localidades donde hay instalados semáforos para regular cruces, como es el caso de Fernán Núñez. Esta situación se dio a primeras horas de la tarde generalmente en sentido hacia la Costa del Sol, donde muchos cordobeses tienen su segunda residencia.

Para hoy, festivo en algunas comunidades autónomas, como Madrid, la Guardia Civil seguirá con el operativo desplegado durante estos días en los puntos más conflictivos de la red viaria principal: la ronda de circunvalación de Córdoba y la Cuesta del Espino (de los kilómetros 416 al 418), ambos en la A--4. También está considerado un punto negro la travesía de Encinas Reales, en la que hay instalados semáforos.